Google ha presentado este martes en España dos nuevos dispositivos de Chromecast que actúan por «streaming»: uno para enviar contenido multimedia desde el teléfono inteligente, ordenador o tableta a la televisión y otro para reproducir audio a través del portátil y los altavoces.

Se trata de una nueva versión de estos artefactos cuyas versiones anteriores ya han llegado a más de 20 millones de usuarios y que incluyen un diseño novedoso, un triple sistema integrado de antenas adaptables y arquitectura wifi.

«Este tipo de conexión supone una gran ventaja respecto al Bluetooth ya que el dispositivo móvil no se bloquea cuando recibe llamadas y es más rápido al enviar el contenido directamente desde la nube», ha explicado el representante de ingenieros desarrolladores de Google en España, Andrés L. Martínez.

Durante la presentación, Martínez ha insistido en que los «smartphones» se han convertido hoy día en «el centro de la vida» y por tanto el objetivo de este lanzamiento pasa por «cubrir las necesidades específicas de los usuarios y el hogar digital».

De esta forma, «rompemos barreras para que el mundo digital se conecte y el móvil pueda desempeñar el rol de artefacto fundamental», ha explicado.

Ambos dispositivos funcionan con los sistemas iOS (iPhone, iPad, Mac), pero también con los teléfonos y tabletas de Android, Chromebooks y Windows.

Martínez ha añadido que el microprocesador «no ha variado» por lo que la velocidad de reproducción seguirá siendo «instantánea» y, en lo referente al audio, ha asegurado que es compatible con el sonido envolvente.

El Chromecast para vídeo convierte el teléfono «en un mando a distancia» cuando se envía el contenido desde las aplicaciones compatibles con Google Cast y la calidad del contenido en la televisión es HD.

En cuanto al Chromecast para audio, admite las principales entradas de altavoces como AUX, RCA y óptica, por lo que tras conectarlo a la red doméstica, «se podrá empezar a reproducir el contenido sin gastar batería».

Además, desde Google aseguran que la instalación puede efectuarse en «sólo tres minutos» de forma que «cualquier persona que conozca el funcionamiento de un dispositivo móvil, es capaz de utilizar estos dispositivos».

El precio de estos artículos es de 39 euros y ya se pueden adquirir en las principales superficies comerciales de España.

Fuente: ABC